La Vida de los Otros (Das Leben der Anderen, 2006)

De vez en cuando el cine actual nos sorprende con títulos dignos de elogio. Das Leben der Anderen (2006) del director Florian Henckel no es sólo un ejemplo de la solidez del nuevo cine alemán, es también un homenaje a las víctimas de la represión y el miedo político en los albores de la DDR.

Algunos creían vivir en un paraíso, al final de la dictadura de Erick Honecker, pocos lo creían, pero la infinita dependencia de Berlín Oriental respecto a las directrices de Moscú dejaban poco margen al politburó controlado por el KDP.  En 1984, año que sirve de inicio a la obra de Henckel, el telón de acero seguía intacto. Algunas experiencias pseudo democráticas en Checoslovaquia o Hungría condenaban a los ciudadanos de estos estados a la postración o la huída a Occidente. La Vida de los Otros es un film pleno, interesante, y que devuelve el interés por un género olvidado, el espionaje.

A lo largo de sus 144 minutos la relación del dramaturgo y escritor Georg Dreymann (un intelectual conformista y que evita cualquier irreverencia con el régimen interpretado por Sebastian Koch) y la actriz Christa-Maria Sieland (Martina Gedeck) se convierte en el centro de la atención del espectador a través de la vigilancia que la Stasi les impone. Esa relación amorosa y intelectual implica emocionalmente al agente asignado, HGW XX/7,  Gerd Wiesler (Ulrich Mühle) quien actúa por encima de las órdenes de sus superiores y omite cualquier referencia política contra Georg Dreymann. A partir de este argumento surgen las contradicciones del régimen, corrupción, política de favores, una sociedad gris vigilada con pocos atisbos de libertad… Esa vida de los otros cambia cuando un íntimo amigo del escritor se suicida;  días antes de su muerte, Albert Jerska, director de teatro, le había regalado una partitura de piano, “Sonata del hombre bueno”. Dreymann escribirá un artículo para Der Spiegel donde se refiere al suicidio y la falta de libertad en la DDR. Todo ello, con la complicidad de Wiesler, que acabará siendo algo más que su agente asignado, ocultando la única prueba que podía vincular al escritor con el artículo: la máquina de escribir.

Das Leben der Anderen (2006) es un film ejemplar, una reconstrucción histórica fiel del momento, sin concesiones hollywoodescas, ni tergiversaciones innecesarias.

Puntuación: 9/10

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s