SHERLOCK HOLMES (2010) Hans Zimmer

Espectacular, como siempre, pero a veces uno espera que para una nueva versión del Sherlock Holmes de Conan Doyle alguien se tome la molestia de contextualizarse. El Hans Zimmer que conocemos, a veces meticuloso, otras veces maximizando todos sus recursos, vuelve a la carga para esta superproducción de Guy Ritchie (Snatch: Cerdos y Diamantes, 2000) e interpretada por los actores, Robert Downey Jr., Jude Law, Rachel McAdams, Mark Strong…, pero vuelve a la carga con ciertos aspectos recursos satírico-burlescos que sirven de presentación al insólito personaje de Sherlock Holmes.

Este film de la factoría Warner Bross llega tras la estela de Avatar, pero a diferencia de ésta, aquí sí que tenemos actores de carne y hueso metidos en una ligera deformación del mítico detective inglés y de su ayudante, el también mítico, dr. Watson. Ritchie se entrega a su estilo y nos hace partícipes de esta acción detectivesca con método deductivo incluido.. Robert Downey Jr. encarna a Holmes de una manera brillante, así como Jude Law consigue erradicar cualquier duda sobre quién era el Watson de Conan Doyle, un médico reputado, veterano de las guerras coloniales y que no duda en participar de los casos que llegan al 221B de Baker Street.  La puesta en escena es correcta y su argumento, aunque mejorable, es totalmente recomendable, así mismo cabe destacar la fotografía y la ambientación en el mismísimo Londres victoriano.

La película empieza en plena conclusión de un caso, el que enfrenta a Holmes y a Watson con Sir Blackwood, miembro de una secta que busca en la magia la construcción de un nuevo imperio con centro en Londres. Su ambición le lleva a al asesinato de cinco jóvenes en un ritual de sangre. Tras ser arrestado, sir Blackwood será ejecutado, pero incluso esto es parte de su complot contra el Parlamento. La historia se entreteje pista tras pista, incluso sus gags tienen un sentido estricto en su argumentación… más que comedia, el Sherlock Holmes de Ritchie es un thriller que se salva por su dúo interpretativo perfectamente escoltado por Rachel McAdams (en su papel de las misteriosa Irene Adler), Mark Strong (como sir Blackwood), Eddie Marsan (inspector Lestrade)…

La partitura. Hans Zimmer también se sumó a esta deformación del mito, quizás la suya es una aportación más sutil, más ajustada a las imágenes. En esta ocasión su música no nos deslumbrará con temazos imponentes, se trata de melodías psicóticas algunas, y desconcertantes e incluso divertidas las otras. La obertura, “discombobulate” es una pieza que se regodea en un género satírico-burlesco, su instrumentación es también peculiar. Pocas veces descubrimos en el cimbalón un instrumento narrador de toda una partitura; hasta cierto punto Hans Zimmer es novedoso; el banjo es un tópico alusivo a la acción, o el acordeón conforman algunos de los aspectos más bizarros en la apuesta musical para el Sherlock Holmes de Guy Ritchie. Una partitura que, sin ir más lejos, tiene pocos aspectos en común, por ejemplo, con The Code da Vinci (2006) y su tema más brillante, “Chevaliers du Sangréal”, pero esta, era precisamente, una exigencia del guión. Se trataba de dar un relieve especial al personaje central a partir de la música, y en cierta forma Hans Zimmer lo consiguió aunque fue a costa de su acostumbrado lucimiento y parafernalia musical.

Estos temas cómicos, circenses, se compaginan con fuertes dosis de suspense “my mind rebels at stagnation”, alternado este con punteados de violín, “data, data, data”, o en clave de tango, o junto a las influencias morriconianas, o de la música folk rumana que ya pudimos escuchar en otra composición para un film de género muy similar, Her Alibi (1989) de Georges Delerue (1925-1992), y eso sin olvidarnos de guiños mayúsculos al Requiem For A Dream (2000) de Clint Mansell. Sus momentos más histriónicos se reservan para el tema “i never woke up in handcuffs before”. El caos, las estridencias nos devuelven a ese Hans Zimmer entregado a la música para cuarteto, pero eso es sólo un espejismo.

Otro aspecto es su importante base electrónica, la cual se reserva en “marital sabotage” para crear y enfatizar la acción; lo mismo ocurre con la inclusión del tema folk irlandés, “Rock Road to Dublin” de the Dubliners, una pieza encomendada a describir los entresijos de la lucha cuerpo a cuerpo.

Reservado para el final de la obra, el tema culminante es, sin duda, “psychological recovery…  6 months”, concebida para 18 minutos de música. Sintetizador de fondo, orquesta dominada por las cuerdas… pero con toda la carga instrumental ya referida. El tono burlesco es importante, indisociable de toda la partitura en su referencia al investigador. Aunque por única vez podemos escuchar algo de ese aire zimmeriano, poderoso, sinfónico; la fragmentación temática impone la presencia de los ritmos y melodías que se escuchan a lo largo de toda la partitura. El cimbalón en su papel histriónico, los violines zíngaros (en el tema “not in blood, but in bond” su música es incluso zigzagueante), la gaita, el celo, el banjo se dejan entrever en esta última fase de desarrollo.

Joan Martínez (08.02.2010)

Puntuación BSO: 7/10

Puntuación del filme: 6,50/10

Track list.

1 Discombobulate 2:25
2 Is It Poison, Nanny? 2:53
3 I Never Woke Up In Handcuffs Before 1:44
4 My Mind Rebels At Stagnation 4:31
5 Data, data, data 2:15
6 He’s Killed The Dog Again 3:15
7 Marital Sabotage 3:44
8 Not In Blood, But In Bond 2:13
9 Ah, Putrefaction 1:50
10 Panic, Shear Bloody Panic 2:38
11 Psychological Recovery… 6 Months 18:18
12 Catatonic 6:44
total 52:27:00
Anuncios
Esta entrada fue publicada en musica y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s