Inception (2010) de Hans Zimmer

Después de The Dark Knight (2008) Christopher Nolan consigue la aprobación de la crítica, y como ya ocurriera entonces, Hans Zimmer repite al frente del apartado musical. Inception (2010) ha conseguido colarse en el número uno de la taquilla norteamericana durante dos semanas, y se ha hecho con la bendición de la crítica especializada, siendo uno de los filmes de culto en 2010.

La película

Después de Memento (2000), de The Prestige (2006)  The Dark Knight -dónde además de la dirección se encargó de la producción y el guión-, Christopher Nolan regresa con Inception, un film con tintes fantásticos, que se centra en la tergiversación del mundo onírico.  Éste no es el único film comercial que se adentra en esta temática; anteriormente fue Matrix (1999), The Cell (2000), o “Abre los Ojos” (1997). En The Dark City (1998) de Alex Proyas, otro referente de culto, hallamos un submundo gótico en la línea de los sueños, clara que en esa ocasión Proyas se hizo con los servicios de otro compositor especialista en la creación de partituras densas: Trevor Jones.

Las historias de sueños ostentan dos estadios, el real y el onírico. Inception no es una excepción y se desarrolla a través de varios bucles narrativos. Su introducción, en flash back, la llegada de Dom Cobb (Leonardo Di Caprio) a la playa, y su encuentro con Saito (Ken Katanabe), no son casuales y nos sirven para explicar el final. La escena es la misma con dos finales alternativos. El primero, en el que participa Mal para abortar el plan de Cobb, y el segundo que acaba con Saito despertando en el avión.

“Dream within dream” es quizás una construcción compleja. La estructura de un sueño dentro de otro, es la idea de la que parte el programa, “Origen”. El espectador se halla inmerso en tres acciones diferentes que interactúan a través del desenlace de la secuencia de Robert Fischer y su padre, por un lado, y la relación de Cobb con su esposa, Mal (Marion Cotillard).

Un resumen muy breve del filme. Dom Cobb (Leonardo Di caprio) dirige un equipo altamente especializado en el robo de secretos empresariales a través de la inducción al sueño. El último encargo es para la empresa que preside Saito, y será este el trabajo más complejo de Cobb para el cual recluta a Eames (Tom Hardy), Yusuf (Dileep Rao) y Ariana (Ellen Page).

La partitura

Inception no  nos depara nada nuevo, pero justo es reconocer la evolución musical de Hans  Zimmer y su madurez compositiva. Desde los tiempos de The Thin Red Line (1998) o Gladiator (2000) el compositor alemán, más que un hueco, se ha hecho con un auténtico socavón, siendo reconocido como uno de los músicos de más prestigio en la actualidad. Lo decíamos antes, las últimas obras zimmerianas nos desvelan un compositor en plena evolución. Hans Zimmer lleva años decantándose por el lado más lírico-emotivo (baste recordar Pearl Harbour [2001], por las estructuras complejas a través de la versatilidad de la música electrónica, su último experimento, anterior a “Origen” llegó con la histriónica Sherlock Holmes (2009). La influencia de las partituras predecesoras es recurrente e imprescindible, así como su lírica envolvente, con momentos melódicos tan simples como “Time”. En efecto, si en este álbum hay un tema por excelencia que lo defina, este es “Time”, una pieza que se desarrolla desde la obertura “half remembered dream”. Empieza y acaba igual, simples notas de piano a las que se añaden la sección de cuerdas, el celo, los violines, la guitarra eléctrica, la sección viento-metal… El resultado final es impecable. Genial. ¡Un tema que emociona! “Time” no es sólo el arquetipo de Hans Zimmer, su carga lírica y emotiva se traspasa a Dom Cobb quién vive en un su propio sueño a través del cual proyecta a Mal, fallecida meses atrás. Lo mencionamos en la mismísima obra de Trevor Morris para “The Pillars Of The Earth”, una de las partituras de 2010. En Inception no todo es Zimmer, Nolan incluyó una canción tótem de Édith Piaf “non, je ne regrette rien”.

Entre los temas lírico-emotivos, hallamos reminiscencias de Thelma&Louise en “old souls”; primera parte de “waiting for a train” un tema in crescendo y que se desarrolla a partir del tótem “non, je ne regrette rien”. Inception no está exenta de lírica, definida por el propio Zimmer como “emocional” en contraposición a “sentimental”.  Un ejemplo excepcional es “Time”, la última pista. Un tema puramente conceptual. Aunque melódicamente nos retrotrae a los tiempos de Pearl Harbor, a través de una cadencia in crescendo, “Time”  y con la narrativa del piano se construye a partir de cuatro notas sencillas que desencadenan un tema complejo.

Su estructura se ajusta al argumento del filme, una breve obertura, las mismas notas de piano que concluyen la obra son las que dan inicio a la partitura, aunque en “half remembered dream” Hans Zimmer dispone, también, la presentación del tema de acción en el que la sección viento-metal juega un papel preferente. Siguen temas de transición, “We built our own World”, “one simple idea”, “old souls” –temas, dicho sea de paso, con muchísimas reminiscencias en Trevor Jones-…

Los temas de acción, entre los que incluíamos “528291” por un lado, o por otro, “Mombasa” “dream within a dream” –temas realmente potentes que incorporan el protagonismo de la guitarra eléctrica y el sintetizador- se estructuran de modo diferente. Oberturas o codas pausadas según su funcionalidad. Uno de los temas memorables es “dream is collapsing”, a diferencia de “time” o “half remembered dream” las notas iniciáticas corren a cargo de Johnny Marr –la colaboración de este compositor y guitarrista de the Cribs es otro déjà vue en la obra zimmeriana-, la incorporación de la instrumentación de metal y los violines confiere un escenario pleno, recargado, pero memorable.

Hans Zimmer no es sólo el creador de una factoría de músicos que captan de su maestro los tonos musicales, es el inspirador de infinidad de partituras para el cine y para piezas más cortas. Zack Hemsey que niega “ser Zimmer” compuso para el tráiler de Origen, “mind heist”, un tema que surge del tema central “dream”, pero que tiene su propia esencia.

Joan Martínez Bosch (25.09.2010)

Puntuación: 4,50/5

Track list:

01.   Half remembered dream (1:47)

02.   We built our own World (2:49)

03.   Dream is Collapsing (3:41)

04.   Dream within a dream (5:06)

05.   Ould Souls (11:22)

06.   528491 (3:37)

07.   Mombasa (4:54)

08.   One Simple Idea (2:28)

09.   Dream Within a Dream (5:06)

10.   Waiting For a Train (14:16)

11.   Paradox (3:25)

12.   Time (4:35)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine, musica, OST 2010 y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s