Outlander (2008) de Geoff Zanelli

Con Outlander seguimos repasando la nómina de la factoría Zimmer, pero a diferencia de Klaus Badelt, Steve Jablonsky, Harry Gregson Williams o John Powell, Geoff Zanelli (The Pacific, 2010) imprime en su obra una visión muy particular, prescinde de los elementos orquestales y confiere al sintetizador la carga narrativa. El resultado es Outlander (2008), una partitura épica, para una obra, ciertamente notable.

La película

Dirigida por Howard McCain (El Coleccionista de Muñecas, 1998), Outlander (2008) se apoya en filmes anteriores como The 13th Warrior o Beowulf -por su ambientación-  o Predator -por lo que a la bestia alienígena se refiere-. Si prescindimos de las comparaciones, Outlander es un película entretenida, un trabajo que sin ser magnífico es notable, una nueva apuesta por la ciencia ficción, con trazos gore.

Corre el año 709, en alguna parte de Noruega. Una nave espacial se estrella en un lago con la terrible carga de un monstruoso ser devorador de humanos y un navegante, Kainan, que tras ser capturado por los guerreros de un poblado vikingo se ganará su confianza y emprenderá  la lucha contra el moorwen.

El argumento es muy sencillo: la lucha contra una bestia que los vikingos llaman demonio. No es la primera vez que vemos un cazador intergaláctico luchando contra monstruos, o humanos contra criaturas del espacio exterior. Aliens, en su momento, instauró este subgénero. Howard McCain concibió el guión junto a Dirk Blackman -quién también será el guionista de Underworld-la rebelión de los licántropos-. Las primeras imágenes, la llegada de la nave a la tierra, tiene un trasfondo bíblico. Un pastor con sus ovejas, un cielo de noche, nublado, y las luces de la nave. Al final de la película esta idea se vuelve a repetir cuando Freya a escondidas asiste al descenso de una nave que llega para rescatar a Kainan. La idea del enviado por los dioses es muy usual en las mitologías primitivas, aunque en Outlander no se hace especial ahínco en este aspecto.

El reparto lo encabezó James Caviezel como Kainan (La Delgada Linea Roja, 1998; La Pasión de Cristo, 2004), John Hurt en el papel del rey Hrothgar, Sophia Myles como Freya (Underworld, 2003; Underworld Evolution, 2006), Jack Huston como Wulfric (Factory Girl, 2006; Shrooms, 2007), completan, Ron Perlman, Patrick Stevenson, Aidan Devine…

La partitura

Musicalmente hablando, Geoff Zanelli tenía una buena excusa para musicar una gran partitura épica, y de hecho, lo consiguió. La-la Land Records lanzó en 2009 la edición limitada a 1500 copias de la obra de Geoff Zanelli. Este compositor forma parte del grupo Zimmer, aunque quien escucha sus obras se adentra en una versión muy particular de la épica. Colaboró en la trilogía de Piratas del Caribe y en 2010 viene de firmar junto a Hans Zimmer la épica serie bélica The Pacific.

La orquestación de Outlander corrió a cargo de Rick Giovinazzo a quien debemos anotar otras partituras como Inception (2010), Transformers (2007)…

Al contrario de lo que podemos pensar, Zanelli no abusa de las bases melódicas zimmerianas y nos ofrece un producto complemente diferente, anacrónico incluso, partiendo del sintetizador y la percusión. Eso sí, mantiene una característica común con el resto del grupo, compone una melodía retentiva que será la base de su obra.

“Crash Landing” es la verdadera obertura de la obra; al tratarse de un tema atmosférico, con ritmos de percusión, en la edición comercial quedó relegado entre los temas de desarrollo. Así pues, es “setting the trape” el tema que abre Outlander, una pista enérgica que incluye el desarrollo de tema central con el acompañamiento coral. A pesar de ello, veremos como Zanelli construye la obra con grandes temas, entre los que destacaremos “morwenian genocide”, “kainan becomes king”,

Los tema de acción  son recurrentes con giros potentes y dinámicos que parecen devolver a Zanelli al mundo del rock sinfónico, “killing the beast”, “gunnar’s raid”, “tell me about your dragon”,  “interrogating kainan”…

Los temas más tétricos se ajustan a  las secuencias de misterio- “That Was not A Bear”, “Into the Lair Moorwen” – y tienden a formar en su mayoría un motivo en descenso para todo tipo de disonancias electrónicas y orquestales, mientras que los momentos más tranquilos,  “Dioses Be With You” y “Herot town – 709 dC”, las melodías son más épicas. Zanelli incluye piezas románticas y elementos tradicionales -tales como el cuerno- con acordes cálidos.

La coda de la obra se reserva al tema “kainan becomes King” un final in crescendo, épico -como uno espera que sea un final-, con la aportación de la orquesta y coros que hacen de esta una pieza memorable.

En resumen podemos calificar Outlander como una partitura notable, sin grandes concesiones melódicas, anacrónica en algunos momentos pero que se ajusta a la perfección al producto final de Howard McCain.

Puntuación de la partitura: 8/10

Track list:

01 Setting The Trap (3:11)    ***
02 Gunnar’s Raid (6:04)
03 The Moorwen Genocide (4:40)   ***
04 Tell Me About Your Dragon (5:17)
05 Gods Be With You (6:11)
06 Crash Landing (5:13)
07 Kainan’s Capture (2:32)
08 Interrogating Kainan (2:05)
09 Herot Town – 709 AD (4:16)
10 Now You Look Like A Viking (2:06)
11 It Was A Bear (4:48)
12 That Was not A Bear (3:49)
13 Into The Moorwen Liar (3:18)
14 Killing The Beast (7:59)   ***
15 Kainan Becomes King (2:37)   ***
Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine, grupo hans zimmer, musica, OST 2008 y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s