The Fountain (2006) de Clint Mansell

 

En la nómina de directores siempre encontraremos alguno que deja de lado los argumentos lineales para ofrecer a su público historias superpuestas, flashbacks que corrompen la idea de un filme cronológico. Darren Aronosky es que ese grupo de directores que cuenta con su séquito propio, y cómo es lógico, con su grupo de detractores. The Fountain, titulada en España, La Fuente de la Vida, es un largo muy sólido, dos historias, superpuestas, con dos protagonistas que se repiten; Hugh Jackman y Rachel Weisz.

La película

Las críticas negativas contra The Fountain (2006) no se hicieron esperar; tanto desde Europa como desde Estados Unidos. Tras su primer pase matinal en el Festival de Venecia, la película fue calificada de “experimento metafísico, entre la realidad y la fantasía… una obra, ciertamente ambiciosa y excesivamente pretenciosa”. Las ocurrencias al mundo celestial y mitológico son contínuas; objetivamente The Fountain es como su contrapunto musical, un film a tener en cuenta, que generó críticas adversas, pero que cuatro años después se puede disfrutar con todo el poder de sus imágenes.  Aronofsky es especialmente visual, más visual que argumentativo.

Los tres tommys que nos presenta Aronosky se corresponden a los tres estados, el capitán Tomás que viaja a América en busca de la fuente de la vida; el Tommy encerrado en la burbuja y que se aferra a un árbol moribundo, última esperanza en la vida eterna, y el Tomas Creo que afronta la muerte de su esposa Izzy como una enfermedad curable, pero que acabará claudicando ante la muerte.

La partitura

¿Y qué nos ofrece Clint Mansell? En el anterior comentario la referencia a Clint Mansell en cuanto a El Cisne Negro era continua, pero también advertíamos de su maestría en evitar la conversión de su partitura en una mera referencia dentro de El Lago de los Cisnes de Tchaikovsky. En The Fountain, ante un tema tan onírico, místico, y ante una fotografía tan impecable, Clint Mansell desarrolla su música de una forma, sencillamente, magistral. Imagen y música  se fusionan.

“The Last Man” es la obertura para piano y cuerda –a cargo, esta sección concreta de Kronos Quartet, cuarteto de cuerdas norteamericano especializado en la puesta en escena de la corriente minimalista- , instrumentación básica en la obra de Clint Mansell, a través de la cual teje una pieza cargada de lírica. Presenta su primer tema, a través de sus personajes, Izzi Creo (Rachel Weisz) y Tomas Creo (Hugh Jackman).

El segundo tema, “Tomas” presenta al conquistador, la segunda historia que se traslada al s.XVI. La relación del capitán con Isabel en pos de conseguir el “árbol de la vida” –“tree of life” es la tercera pista, una variable de “the last man”- situado en la selva de Guatemala. La variable temática permitía a Clint Mansell la inclusión de melodías étnicas, tanto mayas como españolas; esta premisa no siempre se cumple, aunque en “tree of life” escuchamos elementos étnicos. No son éstos los únicos, ya que la banda de post rock, Mogwai, también colaboró en la confección de la partitura.

Los tres siguientes temas de desarrollo son prácticamente monotemáticos a no ser por el solo para violín que rescata la partitura en la poética “xibalba”. Los tres estados físicos de Tomas se corresponden a tres temáticas, la místico-religiosa, se encierra en la imagen de un Tommy encerrado en la burbuja, que abandona la esperanza hasta el punto que su fuente de vida se muere en los mundos de Xibalba. Las referencias musicales a la vida son notas de violín que se repiten, “finish it”, en referencia al final de su historia personal encerrada en doce capítulos.

La coda se presenta con la suite, “death is the road to awe”, uno de los mejores temas de la obra, la pieza que da sentido al minimalismo manselliano y que tiene su final en percusión, sintetizador y coral.

“together we will live forever” es un título visto, recurrente, para una pieza para piano.

En resumen, un Clint Mansell notable da forma musical a la apuesta de Darren Aronofsky por representar un la esperanza onírica en una vida eterna. Allí quedan, pues, los grandes temas para cuarteto de cuerda, “the last man” y “death is the road to awe”.

Puntuación del filme= 7/10

Puntuación de la partitura= 8/10

Track list:

1. The last man 6:09
2. Holy Dread! 3:51
3. Tree of life 3:44
4. Stay with me 3:36
5. Death is a disease 2:34
6. Xibalba 5:22
7. First snow 3:08
8. Finish it 4:25
9. Death is the road to awe 8:25
10. Together we will live forever 5:01

© 2006 TODAS LAS IMÁGENES SON PROPIEDAD DE WARNER BROSS

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine, musica, OST 2006 y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a The Fountain (2006) de Clint Mansell

  1. enrique mena caviedes dijo:

    Blogger ENRIKE MENA KAVIEDEZ dijo…
    Blogger ENRIKE MENA KAVIEDEZ dijo…
    Leer mi comentario en http://www.cinebajolalupa.com/la-fuente-de-la-vida-the-fountain/
    SI TIENES ALGUNA PREGUNTA, POSTÉALA Y ME LLEGARÁ.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s