Tron: Legacy (2010) de Daft Punk

Tron: Legacy (2010) llegó a las pantallas españolas después de una fuerte campaña mediática. Joseph Kosinki dirige la secuela de Tron (1982), un filme en 3D que nos sumerge en un nuevo high tech, producido por Walt Disney Pictures. La partitura musical, como es lógico, se adaptó al mundo digital, y para ello se fichó  el dúo francés Daft Punk avezados compositores de temas electrónicos, bailables, pero que tenían ante sí el reto de crear su primera aportación al cine – después de trabajos de acompañamiento en Irreversible (2002); Iron Man 2 (2010)…). El resultado fue un trabajo notable en su vertiente  synthpop (aglutinante de los estilos house, punk, hip hop, dance), postindustrial con algunas reminiscencias muy claras de la música electrónica de los años ochenta. Como anécdota musicológica anotamos la escueta aparición de los dos músicos en el papel de deejays enmascarados. 

La película

Protagonizada por Jeff Bridges (en el doble papel de Kevin Flynn y Clu), Garrett Hedlund (Sam Flynn), Olivia Wilde (Quorra), Serinda Swan (Sirena 2), Bruce Boxleitner (Alan Bradley), Beau Garrett (Gem), Michael Sheen (Castor), James Frain (Jarvis)… Tron: Legacy será recordada por sus efectos especiales y por su clara apuesta por el arte digital. Digital Domain fueron los estudios responsables entre otras, de GI Joe: The Rise of Cobra (2009); Titanic (1997) o Transformers (2007). La técnica de digitalización de los cuerpos humanos -emotion capture- dió sus frutos, y ¡de qué manera!, es la primera vez que se integran cuerpo y cabeza digitales basados en actores reales.

A parte de la nueva era digital que nos propone Joseph Kosinki y su equipo de guionistas encabezados por Edward Kitsis y Adam Horowitz, Tron: el Legado es una historia plana, demasiado para lo que se anunciaba a través de los medios. No se trata de una gran película, pero a efectos de visualización es sólida, un principio y un final, y punto.

La narrativa de la película se centra en Sam Flynn, un joven rebelde, rico heredero de un imperio informático que se encuentra en la situación de dirigir la empresa que su padre, Kevin Fynn, fundó con el objetivo de crear un software libre y traspasar la frontera de lo digital; su muerte/pérdida dejó la empresa Encom al borde del caos. 20 años después Sam buscará en la antigua sede de la Flynn Arcade la respuesta a la desaparición de su padre. Y será en su despacho dónde se verá traspasado al mundo digital de Tron. Luchas de gladiadores, carreras de motos… y al fin, luego de conocer a Quorra (Olivia Wilde) se encontrará con su padre, exiliado a las afueras de la ciudad que él creó.

Ahora es Clu quien manda, quien a exterminado a los ISOs (algoritmos isomórficos) clasificados como programas imperfectos. Clu persigue la idealización de un sistema perfecto y no duda en eliminar el que no se adapta a él.

La partitura

Antes de la partitura para Tron: Legacy, el dúo francés, Thomas Bangalter y Guy-Manuel de Homem-Christo había trabajado en música electrónica destinada a las pistas de baile –“Around the World”…-. Su estilo synthpop, síntesis de house, punk, tecno, punk, dance, era un compendio ideal para afrontar el reto, éste era doble, adaptar la música al mundo digital de los videojuegos -en parte nos acordaremos de Atticus Ross y Trent Reznor en su  The Social Network-; sin olvidar sus influencias en la música electrónica de los años ochenta (incluyendo Vangelis, Jean Paul Jarre, o Basil Poledouris en un tema, “outlands” que nos recuerda los mundos de Cherry 2000…),

Walt Disney puso a la venta el 15 de abril un cedé con 15 temas en los que se daba rienda suelta a colaboraciones de otros músicos como como Moby, Paul Oakenfold, The Crystal Method o Boyz Noise que mezclaron y versionaron los temas del dúo Homem-Christo+Bangalter, éstas, pues, son versiones del álbum oficial editado en 2010 por EMI Ecords Ltd..

Otro aspecto a destacar en Tron: Legacy (2010) es la perfecta combinación entre la música para orquesta y el sintetizador, sin duda las influencias zimmerianas en Walt Disney van más allá de sus colaboraciones, y se extienden a las producciones musicales; en su variable experimental, el tema “recognizer“, encierra mucho del Inception de Hans Zimmer, y es una de las piezas más interesantes de la partitura-. En otro de sus temas “arrival” conectan con las propuestas electrónicas de Geoff Zanelli en la excepcional Outlander (2008). A través de sus partituras Bangalter y Homem-Christo elaboran tanto la parte musical como la visual -en trabajos como Electroma (2006)-, en este Tron: Legacy Daft Punk renunció a sus ritmos dance y a las voces con vocoder. La dirección musical se reservó a un habitual en la Walt Disney y colaborador de Hans Zimmer, Gavin Greenaway; mientras que la orquestación corría cargo de Joseph Trapenese quien aderezó la partitura original convirtiéndola en una obra mixta, sinfónica y sintética, al gusto de los estudios Walt Disney.

La “overture” nos sitúa en la propuesta musical, instrumentación viento metal y cuerdas sirven de obertura al sintetizador en un tema épico, apoteósico en su coda. Sigue la voz en off que nos presenta “the grid”, un tema electrónico con ritmos muy marcados que enlaza con “the son of Flynn”.

Entre los temas orquestales destacamos “adagio for tron“, el magistral ”outlands”, “disc wars“, “C.L.U.”… las pistas para sintetizador, “armory”, “arena”, “rinzler”, “end of line” el tema que suena a la entrada de Sam y Gem en el local de Jarvis (Michael Sheen)…

El desenlace cuenta con tres temas, más de once minutos para llegar a los créditos finales, con un final épico, “flynn lives“, “end titles” un tema rock para sintetizador, y final más sobrio, más sinfónico, más acorde con esta partitura mixta en “finale“.

En resumen: la crítica ensalza la creatividad de los franceses de Daft Punk y refieren la dirección musical de los estudios Walt Disney que convirtió una partitura puramente electrónica en un refrito comercial, con sus dosis para orquesta y algunos ramalazos electrónicos. Este refrito, Tron: Legacy, es una partitura ciertamente notable, con temas que sobresalen y la convierten en un gran debut del tándem Bangalter-Homem-Christo.

Puntuación: 4/5

Track list:

1. Overture

2:28

2. The Grid

1:37

3. The Son of Flynn

1:35

4. Recognizer

2:38

5. Armory

2:03

6. Arena

1:33

7. Rinzler

2:18

8. The Game Has Changed

3:25

9. Outlands

2:42

10. Adagio for TRON

4:11

11. Nocturne

1:42

12. End of Line

2:36

13. Derezzed

1:44

14. Fall

1:23

15. Solar Sailer

4:11

16. Rectifier

4:39

17. Disc Wars

2:00

18. C.L.U.

3:22

19. Arrival

3:18

20. Flynn Lives

4:23


Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine, musica, OST 2010, sci fi y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s