La Isla Mínima

islaposterEra la gran favorita en la noche de los Goya, era, a la vez, la película más compleja y con un argumento y guión sólidos, y en lo que el apartado musical concierne, Julio de la Rosa compuso una banda sonora que brillaba con luz propia.

La Isla Mínima se desenvuelve en los paisajes de Doñana, en esa España profunda de principios de los 80 con dos protagonistas, dos policías de Madrid, con pasados diferentes e ideológicamente opuestos, Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez.

Albert Rodríguez firma su obra de referencia con una fotografía notable y con un argumento que a algunos nos recuerda el desenlace de las niñas de Alcácer.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en OST 2007. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s