Alexander (2004) Vangelis

81Tq3E6jGzL._SL1500_Dicen que Denis Villeneuve rechazó la propuesta musical de Johansson para Blade Runner 2049 porque buscaba algo lo más parecido posible a Vangelis, y por eso escogió al camaleónico Hans Zimmer y éste a Benjamin Wallfisch, apadrinado por el maestro alemán. Pues nada más fácil que contactar con el teclista griego que en 2004 compuso la partitura de Alexandre, un filme pretencioso, con actores muy conocidos pero que cosechó un enorme fracaso en la taquilla estadounidense a pesar de los intentos de Oliver Stone de salvar el proyecto en dos ediciones posteriores en 2005 y 2007. 

La película. Alexander fue una coproducción internacional dirigida por Oliver Stone en 2004 inspirada en la vida del rey macedonio Alejandro Magno en la forja de un Imperio que comprendió Persia, Egipto y parte de la antigua India. Con un presupuesto de 155 millones de dólares recaudó poco más que el presupuesto inicial y fue un fracaso en taquilla en los Estados Unidos y eso a pesar de contar con un elenco de artistas entre los que se destacan Val Kilmer (Filipo II), Angelina Jolie (Olimpia de Epiro), Collin Farrell (Alejandro), Anthony Hopkins (Ptolomeo de viejo), Elliot Cowan (Ptolomeo de joven) Rosario Dawson (Roxane), Christopher Plummer (Aristóteles), Jared Leto (Hephaistion)… Incluso así, Oliver Stone se atrevió a sacar la edición del director en 2005, con escenas inéditas y la eliminación de otras que se adaptaban mejor al público norteamericano.

alexander3Ptolomeo I, faraón de Egipto y uno de los generales del héroe macedonio, narra la historia, voz off en la persona de Anthony Hopkins que relata la infancia y juventud de Alejnadro junto a una madre posesiva y un padre que busca en otras mujeres los herederos a sus herederos. El asesinato de Filipo lleva al joven a ocupar el trono y convertirse en Alejandro III (356-323 a.C.) rey de Macedonia y conquistador de la Hélade, el Imperio Aqueménida, Egipto y parte de la India al atravesar el Indu Kush. El relato pasa del acceso al reinado directos a la batalla de Gaugamela, el episodio central en la vida del joven conquistador que inspira la venganza helena contra los aqueménidas comandados por Dario.

La narración de Oliver Stone con guión de él mismo, Laeta Kalogridis y Christopher Kyle se sostiene entre la historia y la ficción con escenas de batallas y discursos de Alejandro en los que siempre enfatiza la posteridad a la vida terrena, para lo cual buscó un heredero en sus matrimonios, en especial con con Roxana, hija del noble sátrapa Oxiartes de Bactria, a la que secuestró.

La película se rodó en localizaciones de Marruecos para la batalla de Gaugamela, Tailandia, Himalaya y Londres dónde se recrearon los palacios de Pella en Macedonia y Babilonia en Persia.

La música. Hablar del Vangelis anterior a Alexandre es como adentrarnos en la mismísima historia de las bandas sonoras de los 80, Chariots Of Fire (con la que ganó el Óscar a la Mejor BSO en 1981), Blade Runner (1982) o la inédita, pero no por ello olvidada:Missing (1982) salieron de su teclado y maravillaron al público hasta tal punto de convertirse en clásicos, luego se dedicó en cuerpo y alma a proyectos personales, hasta que en 2004, doce años después de su proverbial 1492 – Conquest Of Paradise regresó a los largometrajes de la mano del veterano Oliver Stone. La edición de Alexander con el sello Sony Classical fue producida por el propio compositor griego que cuidó los detalles de la puesta musical de las dieciocho pistas.

La partitura contiene temas líricos, de acción, épicos como el tema coral “Titans” o “dream of Babylon”, un ejemplo del Vangelis más singular en su sintetizador y dando entrada a la orquesta en un ritmo ascendente de la melodía. Buena muestra de la variedad temática es su obertura “introduction” que nos presenta al personaje histórico, mientras que en “the charge” escuchamos una pieza coral para la acción de una batalla, un himno que escuchamos entre la solemnidad y la épica en “across the mountains” y en “immortality” obtenemos unas pizcas del suspense de la historia.

Una variedad melódica que caracteriza los 18 temas de la primera edición comercial la tenemos en “the drums of Gaugamela”, pieza central del filme tratándose de una de las batallas más importantes que libró en la conquista de los territorios aqueménidas; en esta Vangelis no insufla algo de su Conquista del Paraíso para luego pasar a la acción con un tema dónde predominan las cuerdas. “Eastern path”, en cambio es un contrapunto, pista para lucimiento del duduk, interpretado por Vahan Galstain, y con ello la partitura cobra trazos étnicos de un imperio helenístico con multitud de razas e idiomas. Así es como también escuchamos “gardens of delight” con la seductora voz de Irina Valentinova acompañada del harpa e instrumentación de viento, y “roxanne’s veil”, para sintetizador y violín interpretado por la reconocida violinista Vanessa Mae.

Otra de las características de Vangelis es la concepción solemne de su música, y Alexander tiene algunos momentos en “eternal Alexander”, elegía con ritmo de fanfarria y final solemne como los de antes, seguido por “tender memories”, cien por cien el Vangelis que pudimos escuchar en los ochenta, con su teclado. Con el duduk hemos referido la sugestiva presencia de melodías étnicas, también en la forma de danzas “bagoa’s dance”, o “Roxane’s veil”, o la suite chillout para sintetizador y violín que interpreta Vanesa Mae de forma magistral.

Vangelis es un compositor con una filmografía más bien escasa si lo comparamos con el resto, algo parecido al teclista japonés Kitaro, pero lo cierto es que cada vez que se pone delante de un pentagrama no deja indiferente a nadie aunque la película con los años pase desapercibida. Alexander de Oliver Stone fue una superproducción que llamo la atención pero que en mi opinión se equivocó con Collin Farrell ya que no transmite la personalidad que se le sugiere al héroe macedonio colmado de inmortalidad, así como la portorriqueña Rosario Dawson no era la mejor candidata para encarnar a Roxana, la que fuera la esposa persa del conquistador macedonio.ç

Puntuación de la película: 6/10

Puntuación de la música: 9/10

Tracklisting:

1. Introduction 1:32
2. Young Alexander *** 1:36
3. Titans *** 3:59
4. The Drums of Gaugamela 5:20
5. One Morning at Pella 2:11
6. Roxane’s Dance 3:25
7. Eastern Path *** 2:58
8. Gardens of Delight *** 5:24
9. Roxane’s Veil  *** 4:40
10. Bagoas’ Dance 2:29
11. The Charge 1:41
12. Preparation 1:42
13. Across the Mountains *** 4:12
14. Chant 1:38
15. Immortality 3:18
16. Dream of Babylon *** 2:41
17. Eternal Alexander *** 4:37
18.  Tender Memories 2:59
Editada por Sony BMG Entertainment en 2004. Music by: Vangelis. Orchestra contractor: Christopher Briquet. Composed By, Arranged By, Producer, Performer: Vangelis.  Concertmaster [First Violin] Dominique Lemonnier. Harp: Maria Bildea. Mixed By Philippe Colonna. Orchestrated /Conductor Nick Raine Music supervisor Budd Carr Assistant music producer Frederick Rousseau Music editor Will Kaplan
Anuncios
Esta entrada fue publicada en OST 2007. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s